compartir

CÓMO COCINAR ARROZ ASIÁTICO

Cocinar un arroz asiático perfecto es básico. Es algo que no puede fallar aunque no se trate del plato estrella en la mesa y sea un simple acompañante. Si el arroz está en su punto, es posible que pase totalmente desapercibido, pero si no lo está, puede llegar a estropearte el sabor del resto de los platos, ya que el saber cocinar un arroz blanco al vapor de manera impecable, al menos en cualquier país asiático, es algo que se da por hecho.

En muchos lugares, el arroz blanco se cuece con un excedente de agua y luego se escurre en un colador. Se suele enriquecer con algunas especias como ajo, laurel, con un poco de sal y aceite. A mí también me gusta el resultado y es totalmente válido para algunas recetas, pero en absoluto para acompañar platos asiáticos.

En este post, intentaré poner un poco de luz en ese capítulo que muchos tenemos pendiente. Una vez hayas cocinado el arroz de este modo, te resultará muy sencillo volver a dar los mismos pasos, pues no hay pérdida, sólo hay que conocer algunos tips y seguir unas fáciles instrucciones. Allá va:

  • Se puede usar cualquier tipo de arroz: blanco, integral, redondo, basmati, para sushi, etc. Yo uso normalmente el arroz jazmín o thai, pues me encanta su textura y su aroma. Es muy fácil de encontrar en supermercados, grandes superficies o en tiendas asiáticas especializadas. También se puede encontrar integral y semi integral.
  • Los únicos ingredientes que se utilizan son arroz y agua. Nada más.
  • El único utensilio que necesitas es una simple olla con tapa. Nada más. Evidentemente, con una arrocera eléctrica sería mucho más fácil, pero no todos disponemos de una en casa, sobre todo si no comemos arroz blanco con mucha frecuencia 🙂

Los pasos que deberás seguir para cocinar el arroz asiático perfecto son los siguientes:

Nota:  He usado cantidades para unas 4 personas

  1. Pon 300 gramos de arroz thai en la olla.
  2. Echa una buena cantidad de agua hasta que se haya sumergido todo el arroz completamente y lávalo bien con la ayuda de las manos durante unos 4-5 segundos. Escurre todo el agua que te sea posible y repite el paso 3 o 4 veces. El agua te saldrá la primera vez muy blanca y en el último lavado te saldrá mucho más clara. Este paso te servirá para eliminar parte del almidón del arroz y para eliminar algunos tóxicos que se puedan encontrar en el grano.
  3. Echa en la olla 400 ml de agua. Aunque hayas escurrido casi todo el agua del arroz, el mismo estará húmedo y ya contendrá una gran cantidad de agua, con lo que la proporción de doble volumen de agua que de arroz que usamos normalmente, no nos servirá.
  4. Pon la olla a fuego fuerte hasta que hierva el agua.
  5. Pon la olla a fuego medio unos 3-5 minutos o hasta que se haya consumido casi todo el agua.
  6. Baja el fuego al mínimo pon la tapa a la olla inmediatamente. Es muy importante este paso, ya que el arroz se terminará de cocer al vapor, con lo que no debes levantar la tapa hasta pasados al menos unos 10-15 minutos, que es cuando el arroz estará ya cocido. ¡Ya lo tienes! ¿Has visto qué fácil?

Un último consejillo: Antes de servir, hay que “pegarle” al arroz, como se dice en vietnamita, esto es, con la ayuda de una cuchara o pala, has de remover el arroz con delicadeza para intentar separar parcialmente los granos apelmazados para que te quede suelto, tal y como aparece en la foto.

Una última curiosidad: En el fondo de la olla, puede llegar a aparecerte una capa de arroz tostado, sobre todo si te saltas el paso de bajar a fuego medio que hay en el punto 5. Hay gente que lo hace a posta, como mi padre, ya que le gusta mucho ese “socarrat” de arroz asiático… ¿veis que no hay tanta distancia entre el Sudeste Asiático y el Mediterráneo? 🙂

¡Espero que os sirva este post y que lo llevéis a la práctica pronto!

 

 

Entradas relacionadas

  1. Responder

    Sin duda, lo haré. Como tú dices, este arroz nada tiene que ver con el que solemos cocinar aquí, pero es ideal, además de para platos asiáticos, para ensaladas de arroz, que ahora que se acerca el verano son un plato habitual acompañadas de cuaslquier ingrediente 🙂
    ¡Gracias por compartir truquitos! 🙂

      • dehanoiabarcelona
      • 5 mayo, 2017

      ¡Hola, Martes de cuento! ¡Encantada de poder ayudarte con tus recetas! Ya verás, este arroz es súper útil para cualquier ocasión. Lo puedes también guardar en la nevera de un día para otro y calentarlo en el microondas con un chorrito de agua (bastan unas gotitas) y bien tapado 🙂

    • Maribel
    • 5 mayo, 2017
    Responder

    Ya lo he probado a hacer y me quedó ¡estupendo!
    Lo único que hice es reducir a 10′ el tiempo del punto 6 por si se quemaba, y quedó perfecto, incluso con el “socarrat”.

      • dehanoiabarcelona
      • 6 mayo, 2017

      Muy bien, Maribel!! Me alegro de que te saliera el arroz estupendo! Da gusto saber que sabéis adaptar los tiempos aproximados a vuestro caso en particular. Bravo!! 😊😊😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De Hanoi a Barcelona
Cerrar modo cocina
Suscríbete a la newsletter
Recibe todas las novedades en tu bandeja de entrada.

X