compartir
modo cocina
imprimir
Debe iniciar sesión para guardar
Iniciar sesión / Alta
guardar
Debe iniciar sesión para valorar
Iniciar sesión / Alta
valorar
IMG_20180115_211709_453

ARROZ NEGRO

El arroz negro es uno de esos platos que puede no tener un aspecto demasiado atractivo a primera vista si no se ha escuchado nunca hablar de él, pero que, sin embargo, es totalmente espectacular, tanto por su sabor como por la textura que le da la tinta al grano de arroz. A mí me sorprendió tan gratamente la primera vez que lo probé, que he decidido compartir esta receta con vosotros el día de hoy, justo cuando mi blog cumple un año <3

El día de San Esteban, que se celebra cada 26 de diciembre en Cataluña, solemos celebrarlo en familia en casa de Jordi y Esther, y, aunque los canelones de Esther son los merecidamente protagonistas del día, yo siempre voy con la esperanza de que Jordi nos deleite con un “tastet” (pequeña degustación) de su increíble arroz negro… no os engaño, es tan bueno como para llorar de alegría.

Esta es una versión de ese arroz negro de Jordi, más suelto y con socarrat en el fondo de la cazuela… diferente, pero también buenísimo. Te recomiendo que lo cocines este fin de semana si tienes un ratito de cocinitas, pues es bastante fácil de cocinar y es un auténtico gusto para los sentidos, sobre todo si lo acompañas con un allioli casero.

Espero que no te defraude y que sigas acompañándome en esta aventura bloguera 🙂

¡¡Que pases una genial semana!!

Ingredientes

125 g de calamares cortados en anillas o cuadraditos
10 langostinos
Espinas de pescado (rape, merluza, etc.)
Tinta de calamar (más o menos media cucharadita de café)
5 corazones de alcachofas
1/2 cebolla mediana picada
1/4 pimiento rojo picado
1 diente de ajo
2 ramitas de perejil
200 g de tomate triturado
300 g de arroz bomba o redondo
Pimentón de la vera
Aceite de oliva
Sal
100 ml de fino

Instrucciones

1
Quita la cabeza de los langostinos y pélalos bien. Reserva la carne.
2
Deposita en una olla las espinas de pescado, las cáscaras y cabezas de langostinos, 1 litro de agua y lleva el conjunto a ebullición. Cuando hierva, retira toda la espuma, baja el fuego al mínimo y deja cocer durante unos diez minutos más. Transcurrido este tiempo, apaga el fuego y cuela el fumet. Reserva.
3
En una cazuela baja de hierro fundido o similar, que puedas introducir luego en el horno, echa un buen chorrito de aceite de oliva y saltea los calamares y los langostinos durante unos minutos. Cuando estén ligeramente dorados, retíralos del fuego y reserva.
4
En el mismo aceite, añade la cebolla, el pimiento rojo y las alcachofas. Sofríe a fuego medio suave durante unos 10-15 minutos. Añade entonces una cucharadita de pimentón y remueve unos 5 segundos, con cuidado de que no se queme. Incorpora el fino y deja reducir un poco a fuego suave durante unos 5 minutos.
5
Añade el tomate triturado, la sal y sigue cocinando a fuego suave hasta que el conjunto adquiera un color tostado marrón oscuro (10-15 minutos).
6
Una vez el sofrito esté listo, vierte en la cazuela la tinta de calamar, remueve un poco y añade el arroz. Remueve hasta que todo el arroz tome el color de la tinta.
7
Echa en la cazuela la cantidad de fumet equivalente al doble de volumen del arroz incorporado en el paso anterior. Incorpora el calamar, las gambas y una picada con el diente de ajo y el perejil (la picada se hace añadiendo en un mortero el diente de ajo y el perejil y trabajando los dos ingredientes hasta conseguir una pasta más o menos homogénea).
8
Introduce en el horno precalentado a 270 ºC y déjalo cocinar durante 15 minutos. 10 minutos de reposo y ¡ya está listo! Si lo acompañas con allioli quedará aún más espectacular :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De Hanoi a Barcelona
Cerrar modo cocina
Suscríbete a la newsletter
Recibe todas las novedades en tu bandeja de entrada.

X