compartir
modo cocina
imprimir
Debe iniciar sesión para guardar
Iniciar sesión / Alta
guardar
Debe iniciar sesión para valorar
Iniciar sesión / Alta
valorar
IMG_20170517_182654_313

MAGDALENAS CASERAS

¡Qué buenas están las magdalenas caseras! A mí me gustan sobre todo para desayunar con un vaso frío de leche… Mmmm ¡Qué ricas! De chocolate, con frutos secos, rellenas, con aromas de vainilla, con mermelada… ¡las opciones son infinitas! Pero yo me voy a decantar esta vez por una receta ultra sencilla, sin variantes y como siempre, con poco azúcar, que en casa gustan más y uno no se siente tan culpable si se atiborra en la merienda 🙂

Son muy fáciles de cocinar y salen muy bien, incluso si tienes ayudantes junior revolucionando la cocina para echar una mano en su elaboración, así que a repartir delantales por casa y ¡a ponerse manos a la obra!

La receta está preparada para unas 10-12 magdalenas, que te aguantarán varios días si las guardas en un lugar fresco y seco, por ejemplo en una caja de galletas metálica. Si necesitas hacer más y no puedes utilizar la magia para multiplicarlas como en el cuento de hadas de @MartesdeCuento que me ha inspirado a publicar esta receta esta semana, entonces, mantén las proporciones de la receta y simplemente aumenta las cantidades.

Ahí te dejo la receta… ¡Espero que te salgan muy ricas y que no duren mucho por casa!

¡Que tengas una feliz semana!

 

Ingredientes

3 huevos medianos
200 g de harina de trigo de repostería
80 g de azúcar moreno (puedes llegar hasta 150 g de azúcar si te gustan más dulces)
50 ml de leche entera
130 ml de aceite de oliva virgen extra suave
9 g de levadura química

Instrucciones

1
Antes de nada, asegúrate que todos los ingredientes están a temperatura ambiente. En un bol grande, bate los huevos con la ayuda de unas varillas hasta que aumenten su volumen y adquieran una textura homogénea y cremosa.
2
Ve añadiendo y batiendo el resto de ingredientes: primero el azúcar, luego el aceite, la leche, la harina tamizada y la levadura. Cuando esté la mezcla preparada, cubre el bol con un film de plástico y reserva en la nevera durante 1 hora o al menos 30 minutos.
3
Precalienta el horno a una temperatura de 200ºC con ambas placas (arriba y abajo) encendidas.
4
Utiliza un molde metálico para muffins o moldes individuales de silicona. Introduce en cada hueco, un molde de papel rizado. Saca de la nevera la masa de las magdalenas y rellena con la masa 3/4 partes de cada molde.
5
Introduce en el horno las magdalenas y hornea durante unos 15 min aproximadamente, hasta que las magdalenas estén doradas ligeramente. Transcurrido ese tiempo, las magdalenas deberían haber incrementado notablemente su volumen verticalmente, ya que gracias al molde metálico o a los moldes de silicona, no podrán expandirse hacia los lados. ¿Has visto qué fácil? ¡Pues ya las tienes listas!
    • Maribel
    • 9 junio, 2017
    Responder

    ¡Si que están buenísimas!
    Y si además te las regalan, todavía saben mejor.

      • dehanoiabarcelona
      • 13 junio, 2017

      ¡Muchas gracias, Maribel! Tiene su puntito extra si te las regalan… Jajaja

  1. Responder

    Ricas, ricas 🙂

      • dehanoiabarcelona
      • 13 junio, 2017

      ¡¡Sí, muy ricas, Martes!! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De Hanoi a Barcelona
Cerrar modo cocina
Suscríbete a la newsletter
Recibe todas las novedades en tu bandeja de entrada.

X