compartir
modo cocina
imprimir
Debe iniciar sesión para guardar
Iniciar sesión / Alta
guardar
Debe iniciar sesión para valorar
Iniciar sesión / Alta
valorar
IMG_20170218_170939_983

PHỞ GÀ – Tallarines de arroz en caldo de pollo

Hoy es el cumpleaños de mi padre y es a quien va dedicada la receta de tallarines de arroz que te traigo esta semana.

He elegido este plato porque comparte ciertas similitudes con mi padre: tienen orígenes chinos, pero ambos nacieron y crecieron en el corazón de Hanoi. Su vida les llevó a diferentes destinos alrededor del mundo y finalmente consiguieron establecerse en aquel lugar donde se sintieron queridos y pudieron echar raíces.

Otra de las razones por la que me decanté por esta receta de tallarines, también conocida como phở gà, en una fecha tan importante para nuestra familia, es porque recoge perfectamente la esencia de la cocina vietnamita: sencilla, humilde, ligera y con un suave aroma a oriente. El arroz, por supuesto, es un ingrediente básico y el toque final se consigue con la ayuda de hierbas aromáticas frescas.

Un bol de estos tallarines te deja satisfecho, pero no resulta de ningún modo pesado. Apetece incluso si hace un calor insoportable en pleno verano, sobre todo si lo acompañas con una cerveza bien fresca 🙂

Y finalmente, la tercera y última razón por la que he querido mostrarte esta receta hoy es porque hace ya unos tres meses, cuando comencé a escribir este blog, ya te hablé de ambos: de mi padre y de otra versión del phở, que te dejo aquí abajo, por si te apetece echarle también un vistazo.

PHỞ BÒ – Tallarines de arroz en caldo con ternera

Aquí te dejo la receta. Espero que te animes a cocinarla y me cuentes cómo te ha salido.

¡Que aproveche!

Ingredientes

Para el caldo
2 muslos de pollo
2 carcasas de pollo
2 litros de agua
Un trozo de jengibre de 30-40 gramos
Una ramita de canela
Dos unidades de anís estrellado
Una cebolla mediana
Cinco cucharadas de salsa de pescado Nuoc Mam (o dos cucharaditas de sal marina)
Una cucharadita de sal marina
Media cucharadita de café de pimienta en grano
Para la sopa
300 gramos de tallarines de arroz (pueden ser más anchos o más delgados, como prefieras)
Para acompañar
1 Limón o 1 lima
Vinagre de vino o de manzana
Guindillas frescas o salsa picante
Hierbas aromáticas (cebolleta tierna, cebollino, cilantro, hierbabuena o menta, albahaca o brotes de soja)

Instrucciones

1
Prepara el caldo poniendo en una olla el agua, los muslos de pollo y las carcasas bien limpias a fuego fuerte hasta que hierva. Retira la espuma que se genere. Entonces, añade el resto de ingredientes (el anís, la canela, el jengibre, la cebolla, el nuoc mam. la pimienta y la sal) y deja cocer a fuego lento durante media hora. La idea es que el pollo esté cocido, pero que no se pase de cocción y que el caldo de pollo sea muy claro y ligero. Puedes ayudarte también pasando el caldo por un colador.
2
Para cocer los noodles, pon en una olla dos litros de agua y llévalo a ebullición. Cuando el agua rompa a hervir, añade los tallarines de arroz y ve removiendo de vez en cuando para que no se peguen. Ve vigilando bastante a menudo porque se hacen en apenas unos minutos (puede oscilar entre tres y cinco minutos en función de la marca). Cuando estén cocidos, pásalos por un colador y echa por encima agua fría para que se corte la cocción. Reserva.
3
Desmenuza con las manos los muslos de pollo, con cuidado de que no te queden trozos demasiado grandes. Lo ideal es que cuando te los comas, en una cucharada quepa un poco de todo: tallarines, pollo y caldo al mismo tiempo. Reserva. Lava las hierbas aromáticas, escúrrelas con cuidado y pícalas finamente. Reserva.
4
Reparte los noodles en los boles, incorpora en cada uno dos cucharadas de pollo desmenuzado, las hierbas aromáticas picadas y vierte por encima el caldo de pollo bien caliente. Sirve inmediatamente y ¡a disfrutar!
  1. Responder

    Tiene muy buena pinta 🙂 Lo que yo tengo que mejorar es la cocción de los noodles, que siempre me quedan un pelín pasados ;(

      • dehanoiabarcelona
      • 12 abril, 2017

      ¡Gracias, Martes de Cuento! Si te sirve, yo intento siempre cocerlos uno o dos minutos menos de lo que indica el paquete. Como luego los pones en el caldo muy caliente, se terminan de quedar perfectos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De Hanoi a Barcelona
Cerrar modo cocina
Suscríbete a la newsletter
Recibe todas las novedades en tu bandeja de entrada.

X