compartir
modo cocina
imprimir
Debe iniciar sesión para guardar
Iniciar sesión / Alta
guardar
Debe iniciar sesión para valorar
Iniciar sesión / Alta
valorar
IMG_20170428_205016_140

TARTA DE BIZCOCHO, NATA Y FRESAS

Esta semana vamos a hacer una tarta de bizcocho, nata y fresas muy fácil. Usaremos para ello una receta básica de bizcocho de yogur del de toda la vida, al que le daremos un toque con nata montada y fresas (o fresones), que la temporada está a punto de acabarse y ¡tenemos que culminarla con una tarta bien rica!

Yo preparé el bizcocho, la nata y las fresas troceadas, reservé todos los ingredientes y luego pasamos un buen rato divertido junto a mi hija montando la tarta, ya que iba a servir para un cumpleaños muy especial. Eso sí, intenta que hayan más fresas y frambuesas si es que quieres que no te falten luego durante la preparación de la tarta 🙂

Nosotros en casa no somos demasiado golosos, así que cuando cocinamos cualquier dulce o postre, solemos usar bastante poca cantidad de azúcar en comparación a las cantidades utilizadas habitualmente, como podrás comprobar en esta receta o en la de trufas de chocolate y en el cheesecake. Por otro lado, por cuestiones de salud, intentamos reducir bastante el consumo de azúcares, mieles u otros edulcorantes, aunque a nadie amarga un dulce, así que si por una vez quieres tomar dulce y saltarte un poco las reglas, ¡por qué no! aumenta un poco las cantidades y ya está 😉

Ahí te dejo la receta ¡Que la disfrutes!

Ingredientes

PARA EL BIZCOCHO
1 yogur natural sin azúcar (usaremos su envase como medida en volumen para varios ingredientes)
3 huevos
3 medidas de harina de repostería
1 medida de azúcar moreno (es la medida que usamos en casa, pero si te gusta mucho el dulce, puedes doblar la cantidad)
1 medida de aceite de oliva virgen extra
1 sobre de levadura química (16 gramos)
Mantequilla para untar el molde
Ralladura de un limón (opcional)
PARA EL RELLENO
700 ml de nata para montar (35% materia grasa)
500 g de fresas o fresones
100 g frambuesas para decorar (opcional)

Instrucciones

1
Separa en dos boles grandes las claras de las yemas de huevo. Bate a punto de nieve las claras con la ayuda de unas varillas. Añade una pizca de sal a las claras para facilitar que se levanten y reserva.
2
En el bol donde habías separado las yemas, con la ayuda de unas varillas, bate las claras hasta que suban y tengan una textura homogénea y cremosa. Continúa batiendo añadiendo el azúcar, el yogur, el aceite de oliva y finalmente la harina y la levadura previamente tamizadas. Añade también la ralladura de limón si así lo deseas.
3
Añade con mucho cuidado las claras a la mezcla anterior con movimientos envolventes, para que la mezcla tenga aire y el bizcocho te salga esponjoso.
4
Unta con un poco de mantequilla un molde para horno, vierte la mezcla anterior e introduce en el horno precalentado con las placas de arriba y de abajo encendidas y con la opción de aire, si dispones de esa opción, a 160º durante 30-40 minutos aproximadamente. Transcurrido ese tiempo, pincha con un palillo de madera el bizcocho. Si está ya en su punto, el palillo saldrá seco. Deja enfriar el bizcocho mientras preparamos el relleno.
5
Con la ayuda de unas varillas, monta la nata y reserva en la nevera. Yo suelo hacer la nata montada sin azúcar, pues nos gusta que el sabor sea muy sutil y sepa mucho a fresas, pero si eres más bien goloso/a, puedes añadir azúcar al gusto durante este paso.
6
Lava bien, retira las hojas verdes y corta en trocitos las fresas. Lava también las frambuesas. Reserva. Deja unas cuantas fresas para decorar si no quieres utilizar las frambuesas.
7
Con mucho cuidado y con la ayuda de un cuchillo bien afilado y largo, corta el bizcocho en tres capas. Hay muchos utensilios que te pueden servir en este paso, así que utiliza el que te resulte más fácil.
8
Ahora sólo te queda montar la tarta del siguiente modo: Sobre una capa de bizcocho, distribuye la mitad de las fresas troceadas. A continuación, pon una generosa capa de nata montada por encima. Repite el proceso una vez más y finalmente, sobre la última capa de bizcocho, cubre totalmente la tarta con la nata restante. Decora con las fresas o las frambuesas echándole un poco de imaginación. ¡Ya tienes tu tarta a punto! ¡Que la disfrutes!
  1. Responder

    ¡Qué bueno! 🙂 Aunque a mí, el bizcocho nunca acaba de quedarme tan esponjoso como quisiera.

      • dehanoiabarcelona
      • 29 mayo, 2017

      Gracias, Martes de cuento!!! Intenta hacer el bizcocho usando unas varillas eléctricas a ver si te sale mejor que con una manual y comprueba que la harina de trigo que usas es de repostería… vamos comentando! 😘😘😘

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De Hanoi a Barcelona
Cerrar modo cocina
Suscríbete a la newsletter
Recibe todas las novedades en tu bandeja de entrada.

X